jueves, 29 de octubre de 2015

cuentos de terror:¿quien?

Reacciones: 
pd: esta es la continuacion de :¡detras de la ventana! , si no la quieres leer no pasa nada al leer esta, pero al final de estas mini historias no le entenderas.

Lo único que alumbraba aquella habitación era una vela sobre una mesa vieja de madera , había dos sillas , cada una del lado opuesto de la mesa, en una estaba amarrado Carlos, y al alado de la otra estaba parado un hombre de traje negro y corbata roja. el hombre voltio a ver a Carlos, y le dijo, -no,no,no,no,no, yo hago las preguntas y tú las respondes , no te queda otra, estás atado a esa silla, - el hombre golpeó la mesa con sus palmas , acercó su cara a la de Carlos y en esa posición le grito,- ¡ah!, ¿¡quieres más luz!?, ¿¡ no te basta con la velita !?, ¡por dios!,- el hombre alejo su cara y dejó la de Carlos llena de saliva por los gritos que había pegado. El hombre tomó asiento, suspiro y luego exhalo , ya calmado dijo: - ¿ no querías saber dónde está tu hijo?,¿ no querías saber dónde se encuentra el en este momento?... ¿ quién o qué se lo llevo?, - el hombre enojado se paró, levantó su silla , la aventó al suelo y enojado grito-¿¡a que te refieres!?,¿¡ como que no pediste mi ayuda!?, ¡claro que la pediste, no te hagas él tonto!...,-el hombre colocó de nuevo sus palmas en la mesa, acerco su cara a la de Carlos y le dijo clamado,- pero claro, yo tengo que protegerme, y por eso te amarre, - el sujeto, con su mano, comenzó a acariciarle la cara a Carlos mientras le decía, -tranquilo, tranquilo, no te haré daño, solo quiero ayudarte a encontrar a tu hijo, ¿quiere que te ayude?, ¡enserio!, genial, -el hombre fue a levantar su silla del suelo y se sentó con las piernas cruzadas, colocó sus codos en la mesa y recostó su barbilla en sus manos entrelazadas, sonrío y en esa posición comenzó hablar , -tu hijo era un niño muy malo, ¡era tremendo!..., - el hombre dejo de sonreír, lamió sus labios y continuo, -por eso decidieron castigarlo, por eso se lo llevaron. Ahora, te pregunto, ¿quieres que te lleve con tu hijo?, ¿si?, está bien, - el hombre se levanto, cogio un mazo y se preparó para golpear a Carlos en la cabeza, pero antes de golpearlo dijo,- ya veo, ¿me estás preguntando quién soy yo?, bueno Carlos, yo soy dios... Jajajajajaja, el hombre rio y dijo burlándose, no es verdad; ¿o si?, mira, no importa quién sea yo Carlos, tú ni te acuerdas de cómo llegaste aquí. Soy dios, el diablo, un producto de tu imaginación, alguien que decidió secuestrarte por qué si o yo qué sé en que puedas pensar, pues el dilema está en que tú no sabes quién soy yo, y yo te puedo decir una mentira o no, así que dejémoslo como esta y mejor cierra los ojos, sentirás frío al principio, pero te juro que verás a tu hijo. – el hombre golpeó con todas sus fuerzas la cabeza de Carlos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario